¡Que la fuerza te acompañe!

Inicio/¡Que la fuerza te acompañe!

¡Que la fuerza te acompañe!

Enrique Asensio 17 Jul 2017
Vendedor Running en Decathlon Huelva

¿Qué es la fuerza? 

La fuerza es una de las cualidades físicas básica más determinantes en el rendimiento deportivo, pues está presente de alguna forma en todas aquellas manifestaciones deportivas que implican el desplazamiento de nuestras articulaciones a rangos de movimiento de gran amplitud. Siempre que se produce un movimiento, viene originado por una contracción de los músculos y esta contracción es más o menos intensa en función de la cantidad de fuerza que genere.

Beneficios del trabajo de fuerza

Hoy día, sobre todo los corredores populares, conceden muy poca relevancia al entrenamiento de la fuerza, sin darse cuenta de la enorme importancia que tiene para el resultado final de su marca el desarrollo de esta cualidad física y de sus diferentes manifestaciones (fuerza resistencia, fuerza máxima, fuerza explosiva…). Aspectos como la técnica de carrera, amplitud de zancada, tiempo de apoyo y vuelo, o el avance del centro de masas, dependen en gran medida de la capacidad que tengan nuestros músculos de generar fuerza. De este modo, si dos corredores para desplazarse ejercen la misma fuerza de impulsión, es decir, igual cantidad de kilogramos, pero uno de ellos tiene más fuerza que el otro, para desplazarse aplicará un porcentaje menor de su fuerza que el que tiene menos, y por tanto, ahorrará energías y la fatiga aparecerá más tarde.

 

Un correcto entrenamiento de la fuerza puede tener beneficios referido a la prevención de lesiones musculares ocasionadas por desequilibrios biomecánicos o de cargas. Además, puede aumentar nuestra resistencia muscular local, desarrollar las condiciones neuromusculares óptimas para una mayor impulsión, utilizar menos cantidad de energía para un mismo movimiento (eficiencia) y mejorar la recuperación del atleta al recobrar antes el tono muscular perdido por el trabajo de carrera.

Que la fuerza te acompañe
  • Factores Estructurales o Morfológicos: son aquellos que están ligados a la estructura del músculo (a su morfología). Están determinados por la sección transversal del músculo y la estructura del músculo (tipo de fibra, disposición anatómica y longitud inicial del músculo).

  • Factores Nerviosos: dependen del reclutamiento, sincronización y coordinación intermuscular.

  • Factores Elásticos: determinados por la intervención del reflejo miotático (mecanismo de defensa que tiene el cuerpo humano para evitar lesiones, y consiste en unos receptores neuronales situados en medio de los músculos que se activan al detectar un estiramiento brusco) y la elasticidad muscular.

  • Factores Hormonales: con el trabajo de la fuerza se producen cambios hormonales como por ejemplo en la relación testosterona – cortisol. Esta relación es un indicador del grado de entrenamiento o sobreentrenamiento del trabajo de fuerza.

  • Factores Comportamentales: motivación, grado de concentración…

  • Otros: edad y sexo, grado de entrenamiento, intensidad, temperatura del músculo…

De los 430 músculos que comprenden el sistema muscular voluntario, más de 200 se ejercitan e intervienen al mismo tiempo cuando corremos, de ahí la importancia de trabajar y desarrollar toda la musculatura implicada en la carrera. Esto no quiere decir que tengamos que ir al gimnasio todos los días a machacarnos, sino que debemos dedicar un par de sesiones semanales para hacer una rutina de ejercicios que mejore la calidad de los músculos que más se implican en la carrera (gemelos, tibial anterior, psoas ilíaco, glúteo, isquiotibiales, cuádriceps), así como de aquellos que actúan como estabilizadores (hombros, dorsales, pectoral, lumbares, abdominales y lumbares).

Que la fuerza te acompañe

Teniendo en cuenta uno de los principios del entrenamiento, el de especificidad, para conseguir el máximo rendimiento en un deporte hay que entrenar sus gestos y capacidades y éstas deben ser lo más parecido a la competición. En nuestro caso, los ejercicios de fuerza que hagamos deben ser lo más parecido posible al gesto de carrera. Es por eso, que uno de los mejores medios de entrenamiento que tenemos para mejorar la fuerza del corredor es las características del terreno. Por norma general todo tipo de terreno que obligue a aplicar una intensidad superior a la que se precisaría para una misma prestación en un terreno normal, puede cubrir los objetivos de incremento de fuerza. Las posibilidades más corrientes que puede ofrecer el terreno son: inclinación (ascenso, descenso, combinaciones y variantes) y tipo de superficie (hierba, tierra, agua, nieve, tartán y asfalto). Además de esto,  para el desarrollo de la fuerza podemos utilizar los multisaltos, carreras con lastres, el trabajo de autocargas o con cargas externas (pesas). A continuación, detallamos posibles rutinas de entrenamiento de fuerza para que las incluyáis en vuestras sesiones semanales.

I. Propuestas de ejercicios de fuerza con autocargas

Que la fuerza te acompañe

II. Propuestas de ejercicios de fuerza con máquinas

Que la fuerza te acompañe

Como ha quedado reflejado cada movimiento esbozado por el atleta, exige y requiere una aplicación de fuerza en mayor o menor intensidad o duración, de ahí que es lógico que cuanto más desarrollada esté esta capacidad, el rendimiento será superior. Así que saca el máximo partido de tu carrera incluyendo sesiones de fuerza en tu programa de entrenamiento.

Recuerda, #corrernoessolocorrer

Espero que te haya gustado mi post, si deseas saber algo más sobre entrenamientos no dudes ver nuestro blog y si lo que deseas es ver artículos para la práctica de tus entrenamientos visita nuestro catálogo de running.

Enrique Asensio
Vendedor de Running
Si deseas conocer a Enrique, ven a conocerle a la tienda Decathlon Huelva

Por | 2017-07-17T07:24:59+00:00 julio 17, 2017|Entrenamiento|1 Comentario

Acerca del autor:

Enrique Asensio
Vendedor Running en Decathlon Huelva

Un comentario

  1. Lorenzo 17/07/2017 en 18:13 - Responder

    Enrique un magnífico post, solo un pero deberías que haber añadido lo importante que es el trabajo de fuerza en relación a la edad,cuanto mayor eres menos fuerza, casi hay que correr menos y entrenar más la fuerza.
    Excelente trabajo

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar