Material esencial de Trail Running

/Material esencial de Trail Running

Material esencial de Trail Running

Borja Ferrer 22 Nov 2016
Apasionado del Trail en Decathlon Xativa

El medio natural es cambiante y muchas veces imprevisible. Por ello, cuando realizamos cualquier actividad física y deportiva en él, debemos ir provistos de material que nos pueda ayudar a desarrollar nuestra actividad de forma eficaz y satisfactoria. Todo practicante de carreras por montaña sabe que muchas competiciones exigen un mínimo de material esencial de trail, considerado “obligatorio” para realizarlas.

Pero muchas veces no tenemos en cuenta que en las salidas de entrenamiento, y también en carreras que no lo exigen, sería apropiado llevar con nosotros una serie de material esencial de trail running para ayudarnos durante nuestro rodaje (y quién sabe, salvarnos de algún imprevisto).

Queremos con este escrito daros una idea de cuáles serían los que consideramos “obligatorios” para nuestros entrenes y cuáles “opcionales”. Y aunque es cierto que debemos tener presente la longitud de la salida, el clima o el recorrido que haremos (si pasamos por una fuente, por ejemplo) entre otros, todo el material sería muy recomendado:

Material esencial de Trail Running:

Mochila /chaleco: es uno de los elementos imprescindibles. En él podremos guardar todo lo necesario que queramos llevar encima, sin tener que depender de los bolsillos de la camiseta o el pantalón. Las dimensiones son algo personal, pero con una herramienta de entre 5-10 litros de capacidad sería suficiente para poder realizar las salidas.

Depósito de agua: lo ideal es que sea de, al menos, un litro. Aunque, como ya hemos dicho, dependerá también de la duración del entreno e incluso del clima. Es muy importante hidratarse durante el ejercicio y gracias a uno de los compartimentos de la mochila podremos llevarlo de una forma muy cómoda y práctica.

Cortaviento: lo recomendable es que sea ligero y que se pueda guardar fácilmente (muchos se pueden compactar dentro de uno de sus bolsillos) de manera que podamos utilizarlo para protegernos del viento, sobre todo en zonas altas en el momento de necesitarlo. Los hay con mangas y tipo chaleco, siendo ambos válidos para cualquier tipo de salida.

Manta térmica: es uno de los objetos obligados por excelencia en las carreras de montaña. Aunque nos parezca algo de poco uso, en nuestras salidas no está de más llevarlo encima, ya que como hemos comentado, el tiempo es cambiante en la naturaleza y puede sorprendernos. Tiene la gran ventaja de ser muy ligero y compacto, por lo que no ocupa casi sitio. Además tiene una gran versatilidad: cuando colocamos la cara plateada en el exterior conseguimos mantener el frescor (ideal para días de mucho calor o momentos de malestar por el esfuerzo); y si colocamos en el exterior la dorada, podemos conservar el calor corporal (ideal para momentos de mucho frío o ambientes húmedos).

Frontal: es un elemento necesario en salidas nocturnas. Los hay de muchas características y modelos: para entrenes con velocidad rápida o lenta, con distintos tipos de lúmenes (potencia de la luz), con luz de socorro, a pilas o a batería, etc… Esto al final sigue siendo algo muy personal en la elección, pero queremos daros unas referencias:

  • Lo ideal es que, para salidas por la montaña, ya sea la velocidad o ritmo a la que lo hagas, lleves como mínimo 100 lúmenes. Es una potencia correcta para tener una visibilidad adecuada. Obviamente, a mayor potencia, mejor visibilidad.
  • Sería recomendable usar un frontal con distintos intervalos de potencia. Además de ayudar al ahorro de energía, puede servirte para ver mejor (la potencia de la luz para hacer subidas debería ser inferior a las bajadas, ya que, normalmente, el ritmo es menor).
  • Lleves un frontal a pilas o con batería, es necesario que cargues con los recambios apropiados por si se te acaba cualquiera de los dos.

 

material esencial de trail running frontal

 

Braga o bandana: son necesarios en caso de llevar frontal, ya que ayudan a empapar el sudor y a evitar que éste nos caiga. Tienen muchas funciones: como braga, como banda en la cabeza, forma de gorro,… Además, en días de calor viene muy bien por su buena transpiración para la sudor evitando que moleste en los ojos; y en los días fríos también, para la protección del tiempo, sobre todo si hay viento.

Gel: uno de los complementos más utilizados durante el entrenamiento. Al igual que los frontales y mochilas, existe una gran variedad. Pero se debe tener en cuenta, sobre todo, la duración de la actividad (no es igual una salida para entrenar velocidad que un rodaje de 3 horas para hacer fondo). Por lo tanto, nos debemos ceñir al tiempo de entrenamiento, y tener en cuenta la cantidad de carbohidratos que nos aporta, ya que es  lo fundamental que buscamos en éste producto. Después, ya podemos pensar en si van mezclados con agua (evitando así gastar las reservas de la mochila) o no, si llevan algún otro complemento además de los carbohidratos (siendo la cafeína, los bcaa’s o el zinc los más comunes) y el sabor que más nos interesa, entre otros factores.

Comida sólida: nos referimos a barritas energéticas. Lo bueno que tienen los geles es su rápida asimilación por ser más líquidos que las barritas. Pero éstas son las que nos quitarán el hambre durante salidas largas (incluso en aquellas ocasiones donde ha pasado bastante tiempo desde la última ingesta). Su aportación de carbohidratos es más lenta por lo que hará que los usemos de forma más dilatada.

Como aportación, podemos mencionar que hay veces que nos podemos llevar otro tipo de comida: galletas, algo de fruta o dátiles que también nos aportan una cantidad de carbohidratos interesante. Incluso en salidas largas (por ejemplo, preparaciones para ultra trails), llevar algo más consistente: un plato de pasta, por ejemplo.

Sales minerales: parece algo que se pueda obviar, pero viene muy bien para ayudar al sistema músculo-esquelético a cumplir su correcta función. Existen distintos tipos con mayor o menor composición, pero lo ideal es que tenga la mayor aportación vitamínica posible (sobre todo las del tipo “B”) y de minerales como el magnesio, zinc y hierro. Muchas pueden ser masticadas, pero si se mezclan con el agua envasada que llevamos encima, podemos hacer que la aportación sea más prolongada.

Móvil: sería uno de los principales elementos de ayuda necesarios. Muchos, incluso, pueden usar aplicaciones para conocer en todo momento el lugar donde nos encontramos en caso de necesidad.

Silbato: lo normal es que las mochilas lo lleven por defecto cuando se compran. Es un elemento que podemos usar en caso de necesitar ayuda por el motivo que sea, sobre todo en lugares donde el móvil no nos funcione (por la batería o por la cobertura).

Espero que ahora conozcáis un poco más el material esencial de Trail Running. Mañana, también en #ZonaRunning os hablaré del material opcional que también podemos llevar en nuestras salidas de trail.

¡No os lo perdáis!

Por | 2018-03-01T15:25:01+00:00 noviembre 22, 2016|Entrenamiento y técnica, Trail|Sin comentarios

Acerca del autor:

Borja Ferrer
Apasionado del Trail en Decathlon Xativa

Deje su comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de elaborar estadísticas y analizar el uso de la página. Marque la casilla si consiente la instalación de cookies con las finalidades expresadas. Puede cambiar su configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar